7 razones por las que nunca se es demasiado mayor para aprender a tocar la guitarra

25.09.2017 01:46

Fuente: www.chachiguitar.com

Si quieres aprender a tocar la guitarra y rondas la treintena, cuarentena, cincuentena o más, te vamos a exponer 7 buenas razones por las que creemos que nunca se es demasiado mayor para aprender a tocar la guitarra:

 

        1. Internet

Ay internet de mi vida y de mi corazón, si te hubiera conocido antes. Hace 20 años teníamos que aprender a tocar la guitarra con la cinta de cassette y las fotocopias de las tablaturas que rulaban por el instituto hasta que llegó la octava maravilla del mundo: Internet.

Webs de tablaturas, páginas de acordes, profesores en Youtube, profesores por skype, y un sinfín de sitios hacen que el aprendizaje sea hoy más fácil que hace años y sobre todo muy muy variado y abundante. Da igual el estilo que te guste, encontrarás a un profesor o youtuber que te enseñe a tocar y gratis.

 

2. Sabes lo que te gusta

A tu edad has escuchado la suficiente música como para tener claro que es lo que te gusta y lo que no. Eso facilita el aprendizaje a la hora de elegir canciones o estilos que te motivan para ir al grano, saber lo que quieres y encontrar la felicidad inmediata en esas canciones tan especiales para ti.

 

3. Tienes más recursos económicos

Aunque siempre defendemos que no hay que dejarse un pastón para aprender a tocar la guitarra, con tus recursos económicos siempre puedes darte algún capricho de vez en cuando, comprarte libros originales de partituras de tu grupo favorito, pagarte alguna clase particular y a lo mejor hasta hacerte con la guitarra de tus sueños de una vez por todas. Has llegado a una cierta edad y ha llegado el momento: te lo mereces.

Consejo: apréndete la canción favorita de tu pareja para que no te eche de casa con tanto cacharro musical.

 

4. Con los pies en el suelo

Está claro que no vas a convertirte en el siguiente Jimmy Hendrix ni vas a convertirte en una estrella del rock como todos los chavales que empezamos a tocar la guitarra y fantaseamos con esto. Tú lo tienes claro, y cuando lo tienes claro llegas antes a la meta y te concentras en tus objetivos reales: aprender, tocar y disfrutar, que de esto trata la guitarra.

 

5. Te organizas mejor

Admiro a la gente que además de tocar la guitarra tienen un hijo o más y se gestionan el tiempo tan bien que les da tiempo a hacer de todo. Se ve que años de práctica le da a uno los poderes para saber organizarse mejor, saber priorizar tareas y saber decir NO. Con una persona así de disciplinada la curva de aprendizaje se acorta bastante.

 

6. Menos stress más felicidad

La música y tocar la guitarra reduce el estrés, así de claro. Es como una droga (esta mierda es buena), una vez que empiezas no puedes parar de tocar. No tenemos estudios científicos pero los efectos secundarios claros son placer y felicidad para el alma, cerebro y corazón. Aprende a tocar la guitarra, vivirás más.

 

7. No es tan difícil

Un mito muy extendido es que tocar la guitarra es difícil. Siempre lo decimos, pero menos es más: con un buen método, un buen profesor, unos cuantos de acordes puedes disfrutar de la guitarra como el que más. Ahora bien, si quieres tocar como John Scofield...

 
Hay alumnos en sus 50’s aprendiendo a tocar la guitarra y aprenden igual de bien que uno en sus 20’s. Eres mejor que hace unos años, has crecido como persona, miras al pasado y te das cuenta de que eres la mejor versión de ti mismo. Puedes hacerlo, puedes aprender a tocar la guitarra y disfrutar mucho más de la música que siendo un mero espectador. Nunca es tarde y nunca te arrepentirás de esta decisión.